Bienvenidos a este pequeño espacio donde muestro las creaciones que van surgiendo al trastear con diferentes materiales. Espero que os gusten. Podéis hacer pedidos o consultas sin compromiso enviando un email a bajounaseta@gmail.com

lunes, 28 de marzo de 2011

Ganbare Nihon!

Hace ya dos semanas del trágico incidente del tsunami en Japón, y yo quería hacer un pequeño post en homenaje a un país cuyo arte y cultura me atrae desde hace mucho.

Y es que no sólo soy consumidora y fan de sus series de animación y videojuegos, sino que me tienen hechizadas sus artes manuales y las creaciones artísticas de todo tipo que surgen de las manos de sus habitantes.

Son muy conocidas artes como el origami o el ikebana. También los impresionantes tejidos de seda y algodón que fabrican para confeccionar sus kimonos. Los complejos haikus. Estilos de pintura como el ukiyo-e y el sumi-e. La caligrafía es arte, la ceremonia del té es arte, hasta la preparación de la comida es arte, desde los platos más elaborados hasta los bentos o almuerzos diarios.

Y esto sólo es un pequeño ejemplo. Lo que más me llama la atención de este país es su capacidad de seguir avanzando en el tiempo mientras mantienen la tradición. Música, arquitectura, ropa, cocina, diversas artes manuales ... en todas se entremezcla lo antiguo con lo nuevo, y sin llegar a ser una mezcla estridente.

Yo por mi parte tiré hacia el campo que más me atrae, las labores con tejidos, lanas y hebras, y fui descubriendo poco a poco cosas como el kumihimo (similar al macramé), los increibles bordados de las bolas temari, los ya más que conocidos amigurumi, los amplios usos del furoshiki, y también las cuentas miyuki que son tooodas igualitas.

Por eso, cuando este pasado domingo se hizo una jornada de actividades y venta de diversos productos para recaudar fondos destinados a los damnificados por esta catástrofe, me quise unir participando con un par de creaciones.

Mi pequeña aportación: un pequeño kirin, un kappa, y un monedero de Chibiterasu

Me hubiese gustado haber avisado por aquí antes del evento, pero la verdad es que todo fue tan rápido y fui con tantas prisas, que no pude hacerlo (y la foto de arriba es horrorosa, pero no tengo más).

A todos los que organizaron el evento decirles que fue un gran trabajo que hiciesen posible las subastas, sorteos, ventas y actividades que hubo, teniendo en cuenta el poco tiempo del que dispusieron para organizarlo, me alegré de que se lograse esa gran recaudación para la causa. Bravo por todos vosotros.

Sólo deseo que con el apoyo externo que podamos dar, y con la fuerza y disciplina que caracteriza a sus habitantes, Japón pueda volver pronto a su vida cotidiana.


Edito: Siguen las actividades y los eventos benéficos a favor de Japón a lo largo de esta semana en Zaragoza, tenéis la programación en la web For Japan Life. ¡Animaos a participar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada