Bienvenidos a este pequeño espacio donde muestro las creaciones que van surgiendo al trastear con diferentes materiales. Espero que os gusten. Podéis hacer pedidos o consultas sin compromiso enviando un email a bajounaseta@gmail.com

viernes, 9 de septiembre de 2011

¡Organización!

Todas aquellas personas que tienen como afición o trabajo el campo de las labores y manualidades saben de la importancia de tener todos los materiales bien organizados.

A más tipos de labores, más tipos de materiales y mayor la posibilidad de que el lugar de trabajo acabe pareciendo más bien un campo de batalla.

Tener mis materiales organizados en casa ya era una tarea bastante entretenida, tengo muchos tipos diferentes de materiales lo que implica un montón de latas y cajas, y un montón de tiempo perdido buscando si no las etiqueto y reparto bien.

Además, siempre me las arreglo para tener empezadas unas cuatro labores diferentes, así que mi mesa de trabajo dura recogida algo así como 5 minutos.

Sin embargo, después del curso pasado, lo que más difícil me pareció fue organizar una bolsa de viaje para las labores.

Estoy acostumbrada a tener todo en casa, cuando necesito algo me levanto y lo cojo, ya está. Pero si sales de casa tienes que llevar contigo todo lo que vas a necesitar. Bien es cierto que impartir las clases en una mercería te da un margen de error: allí puedes comprar material que hayas olvidado. Pero yo soy muy mía con mis tijeras, mis agujas y mis ganchillos.

Así que durante este verano, decidí prepararme una mochila, una que sólo fuese a emplear para talleres y similares, con mis materiales necesarios dentro para dejar de mover las cosas de las cajas al bolso y del bolso a las cajas, y he aquí el resultado:



Mide unos 36 cm de ancho por unos 30 cm de alto, con unos laterales de 12 cm. Por dentro tiene dos bolsillos grandes y cuatro pequeños (como la mitad de los grandes), además de dos bolsillitos en los laterales y un bolsillo con cremallera oculto (es un secreto dónde está :P)


Además de las telas y algodones, llevo un antiguo neceser con hilos, tijeras, lápiz, jaboncillo, metro, alfileres y demás; un libro donde llevo escritas mis labores paso a paso; una funda para mis ganchillos; un libro de agujas; y la carpeta con los patrones.


Ahora ya tengo todo el material siempre listo para salir y coser (o tejer), es un gustazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario