Bienvenidos a este pequeño espacio donde muestro las creaciones que van surgiendo al trastear con diferentes materiales. Espero que os gusten. Podéis hacer pedidos o consultas sin compromiso enviando un email a bajounaseta@gmail.com

lunes, 14 de septiembre de 2015

Galavant: Rey Richard

Retomo de nuevo el blog, después del vacío vacacional, para hacer una entrada participando en el "Reto series de TV" que ha organizado mi ex-alumna Laura de "Moñacos, cosicas y merdiendacenas"



El reto permitía libertad de medios y de elección de serie de TV, y yo me he decantado por una serie que he descubierto este año y que me ha enamorado muy fuerte: Galavant.

Me hubiese gustado poder hacer más que un sólo personaje, pero el tiempo y las obligaciones no lo han permitido, así que he hecho sólo uno de mis personajes preferidos dentro de la serie: el rey Richard.



Más fotos y explicaciones pinchando en "más información"



Para empezar, y para todas aquellas personas que no conozcan esta serie, comienza con un caballero llamado Galavant al que el malvado rey Richard rapta a su amada Madalena. Nuestro gallardo caballero no duda un instante en ir en su busca, pero cuando la encuentra... digamos que no es la típica historia de caballeros y que ella no está tan disgustada con la idea de llevar una vida acomodada. No cuento más, mejor animaos a verla, vale la pena ;)



Galavant es una comedia musical medieval que engancha desde la primera canción y en la que es realmente difícil elegir un personaje preferido en especial, todos son geniales. Cameos, guiños a clásicos de caballería y a multitud de películas, Sidneyland, piratas de tierra, monjes de voto cantor... una joyita de tan sólo ocho capítulos de 20 minutos, como una película larga.


Las canciones, por cierto, están a cargo de Alan Menken, así que es como una serie Disney para adultos. En serio. Mirad un ejemplo:



Para hacer al Rey Richard (y cuando pueda al resto del grupo) he empleado fieltro, para variar un poco del ganchillo, y un patrón que estuve desarrollando el año pasado. Es completamente posable, lo que lo hace más divertido.


¡Cuidado! ¡Si pierdo mi real corona perderás tu cabeza!

El Rey Richard es como un niño grande y malcriado, le gusta salirse siempre con la suya, y sino coge una pataleta y manda cortar alguna cabeza. Preguntadle al cocinero por su familia.

 

Pero en el fondo tiene su corazoncito, y un humor un tanto especial, que le lleva a cosas como hacer una fiesta a los habitantes del reino que ha conquistado, o a irse de juerga con el mismísimo Galavant, su archienemigo.

Mmmm, ¿qué haré hoy para entretenerme?

Por suerte, la serie gustó tanto que aprobaron una segunda temporada, y ahora estoy ansiosa por saber cómo continúan las aventuras de este grupito. Iré cosiendo mi propio elenco mientras tanto.

I'm a modern 13th century man




4 comentarios:

  1. me apunto la serie de cabeza! genial tus muñecos, como siempre. Una no es gran maestra porque si jajaja
    Gracias por participar! besicos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Me he divertido con el reto, si haces alguno más me apunto si puedo XD
      Besotes

      Eliminar
  2. !!¿Eres la maestra de LAura?!! Que sorpresa. Aunque se que laura tiene ese toque que supera lo insuperable , debes de ser una gran maestra. REferente a tu aportacion. Me encanta como te ha quedado. El fieltro me parece tan dificil de manejar...¿requiere fieltro especial para hacer un muñequito asi? Siempre he tenido curiosodad :) No conocía esa serie tendré que ir buscandola jijij

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ya ves, en alguna parte tuvo que empezar la historia de Laura y sus geniales amigurumis! Siempre la nombro en los cursos como ejemplo de llegar lejos con el ganchillo aunque pienses al principio que no estás hecha para esto (tuvo un pequeño encontronazo con un ovillo de Natura en su primer intento de ganchillear, y mira todo lo que hace ahora XD)
      Gracias por la parte del muñeco! El fieltro en realidad es de los mejores tejidos para emplear si vas a hacer un muñeco: no se deshilacha, lo puedes cortar a la misma de tu patrón, sin preocuparte de márgenes, y es algo flexible por lo que se adapta a la forma que tú le quieras dar.
      Lo que yo empleo se llama en realidad fieltrina (aunque te lo venderán por todas partes con el nombre de fieltro), porque el fieltro de verdad es casi un dedo de grueso e imposible de doblar y adaptar para un muñequito (los tapetes de cartas verdes por ejemplo casi siempre son de fieltro de verdad) Además es mucho, mucho más caro.
      Y anímate a ver la serie, de verdad que es muy divertida!!
      Gracias por tu visita y comentario, besotes ;)

      Eliminar